Grita

Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Infla el pecho y grita – Francisco Villalta G.

 

En otra ocasión he hablado del silencio y su poder. Hoy quiero hablarte de la voz., de sacar tu voz, de ese grito desesperado que en ocasiones pareciera quedarse atorado en tu garganta, en tus pulmones, en tu corazón, en tus entrañas… y que si no lo haces sonar vibrará y hará retumbar tu propio ser trayendo sus consecuencias.

Recientemente conversaba con personas a quienes escuché decir cosas como:

  • Hazlo, vos tenes mucho que decir, has desarrollado mucho.
  • Pero… yo se que algo se pero, hay otros que ya lo han dicho y lo han dicho bien.
  • De por si, para que, total no me van a escuchar.
  • Mejor no lo digo, quiero evitar problemas

Sea la que fuera la voz es posible que de manera no consciente nos hallemos diciendo al otro cosas como…

  • Pero si hay otros que lo han hecho … teniendo menos que decir… con lo que incrementan la duda de aquel que por alguna razón no lo ha hecho aún, aumenta la duda en si.
  • Si no lo haces es porque tenes falta de confianza, mira yo que vos… con lo que emerge la conversa interna de la auto confianza y emerge como un explicativo de porque no lo he hecho aun…
  • Bueno, allá vos… si no lo haces veras las consecuencias…

Finalmente callamos… y cuando callamos privamos al mundo de una voz, le negamos al otro el regalo de nuestra identidad, le robamos a los mundos que habitamos la posibilidad de enriquecerse con aquello que nos fue dado, que hemos cultivado… ¿qué´ será de la cosecha que nos guardamos?

Si, en verdad a veces no hacer oír nuestra voz ha sido prudente, y no me refiero al hablar inoportuno, al decir irresponsable, al gritar irreflexivo… lejos de eso, me refiero a esas palabras llenas de nosotros mismos, esas declaraciones que nos retratan frente al otro, esos juicios que dibujan nuestro mundo, el consejo valioso, la instrucción sentida, el te amo anhelado.

¿qué declaraciones te guardas?, ¿qué sería diferente en tu vida si te permites?

Decir un te quiero a esa persona a quien se lo has negado asumiendo que lo sabe…

Un lo siento, me equivoque a aquel con quien comprometiste algo, y sos consciente que hubo una ruptura, que hubo un quiebre en la relación.

Un perdóname no vuelve a suceder, sentido, intencionado, comprometido…

Un Si a las oportunidades frente a las cuales has negado hacer escuchar tu voz… dejándola partir, y luego resentir y resignar…

Decir ese NO fuerte y claro que te has callado, y que al hacerlo, el otro, los otros, el mundo han asumido un Si que no lo es…

Decir basta a eso que te detiene, que te aleja de tu luz, de tu grandeza…decir basta a esa relación tóxica que te hace perder vida, perderte a ti miso…

Grita, hazte escuchar, regala al mundo la palabra que guardada en ti, es como ese pan que se guarda pudiendo alimentar a un niño… grita , hazle saber al mundo que estás ahí, que sos una oferta para este, que tienes algo que decir, que tienes palabras para construir, palabras para aportar, regalos que compartir…

Grita, y haz esos pedidos que te has negado, esos reclamos que no te has permitido, esos perdonares que has postergado… grita que no llegue la noche y te encuentre con el grito atravesado en tu garganta…

Grita…

 

 

 

Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Acerca del autor: Francisco Villalta

Francisco Villalta es coach, conferencista y autor. Ha acompañado a miles de personas en los últimos 15 años en el proceso de desarrollo personal y en el camino de alcanzar sus metas y concretar sus proyectos más importantes. [Saber más]

Déjame tu comentario:

2 comments
entrepreneur says 21/02/2015

Great advice. This year i’m looking for sustainable construction alternatives.

Reply
    entrepreneur says 21/02/2015

    Get in touch, I can help you achieve your goals!

    Reply
Add Your Reply